lunes, 15 de mayo de 2017

PRÍNCIPES, QUE NO PRINCESAS


La mayoría de los cuentos que conocemos son de princesas: Blancanieves, La Cenicienta, La Bella Durmiente... pero qué ocurre con los príncipes que con ellas se casaron, ¿nadie se acuerda de ellos?


A nosotros nos encantan los cuentos y nunca se nos había ocurrido pensar en los príncipes de esos cuentos, así que nos ha encantado que Pedro nos leyera este cuento.


En este cuento había tres príncipes: Augusto (el príncipe de Blancanieves) al que le encanta cocinar para que Blancanieves no coma nada en mal estado; Brillante (el príncipe de La Cenicienta) al que le encanta limpiar el castillo donde viven; y Cómodo (el príncipe de La Bella Durmiente) que se pasa el día tumbado junto a su amada.


Arriba vemos una foto de Brillante y abajo una de Cómodo.


Siempre resulta interesante conocer historias nuevas contadas desde un punto de vista diferente porque, tan importantes como los cuentos de las princesas lo son los de los príncipes.



FIN


No hay comentarios:

Publicar un comentario