martes, 16 de mayo de 2017

LA COCINA DEL CASTILLO


En todos los castillos hay una cocina y en toda cocina una cocinera, una estupenda, maravillosa y bella doncella.

Hoy, en nuestro particular castillo, hemos realizado una actividad sensorial a través del olfato.





Tras la entrada triunfal de la bella doncella se nos presentaron una serie de alimentos para olfatearlos: chocolate, pipas, sal, azúcar, chuches, patatas fritas, etc.


Claro, no lo podíamos mirar, así que nos pusieron un antifaz.




Tras la explicación, comenzamos a oler.




¿Qué será será? Lo más difícil fue identificar el olor del azúcar y la sal. Obviamente porque casi no huele. Incluso metiendo el dedito en el bote tampoco conseguimos adivinarlo y lo dejamos para el final.




Nada de nada. No conseguíamos identificar ningún olor. ¡Qué difícil!




Alba dijo que no quería ponerse el antifaz, así que no hay foto de ella olisqueando las latas.




Pronto llegaron los primeros aciertos. ¡Claro! El olor a chuches es muy fácil, así como el de las galletas, la piel de naranja y el chocolate.




Íker adivinó uno de los difíciles: el café.


Nos gustó mucho la actividad, sobre todo porque después probamos algunas cosillas de estas a la hora del desayuno: queso tierno de cuña, patatas fritas y chocolate. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario