miércoles, 31 de mayo de 2017

CAJA DE VIDA DE MATEO G. FERNÁNDEZ


El martes tuvimos la última caja de vida de este curso de la mano de Pepe y Elisa, los papás de Mateo G. Fernández.


Ha sido una de las cajas más grandes y con más contenido, y es que Mateo tenía muchas cosas que mostrar y contar. Lo primero que nos enseñaron sus papás fue una fotografía de Mateo dentro de la tripa de su mámá.


Después comenzaron a aparecer muchos coches de distinto tipo y tamaño.  Y es que a Mateo le encantan los coches.


En la caja había un muñeco que tiene unas semillas dentro y que caliente Mateo se pone en la tripa cuando tiene (o tenía) gases. Tuvimos un pequeño debate: unos decían que era un conejo y otros decian que era un perro. Dependiendo de la posición de las orejas, lo uno o lo otro.



También nos enseñaron la ropita que usaba cuando era pequeño.


Su primer biberón.


Un zorro-peluche naranja.


Su primer dibujo en papel. En las paredes de casa y en los sofás había más.


Nos hizo una demostración de cómo se desmonta y se monta un coche. (¡¡Este nos sale ingeriero industrial!!).


Tambén demostró su capacidad para montar puzles de 12 piezas.


Finalizamos mirando un álbum de fotos.


Como colofón a la jornada de caja de vida tuvimos un desayuno muy rico. Recibimos dos regalos: por un lado, unas cerezas rojas obsequio de Laura, la mamá de Alejandra L. y, por otro, los papás de Mateo G. Fernández, trajeron unos lacitos con y sin chocolate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario